Denuncia de complicidad con el nazismo de un diplomático

Revocan la condena contra la Fundación Wallenberg

La Corte Suprema de Justicia de la Nación revocó un fallo que condenaba a la Fundación Wallenberg a pagar una indemnización a familiares de un ex diplomático argentino en Berlín, acusado de "cómplice" del nazismo al “dejar morir” a un centenar de judíos durante el Tercer Reich.

Fuentes judiciales indicaron que la resolución de la Corte favoreció a la Fundación Wallenberg, a la que en el fuero nacional civil le había ordenado pagar 50.000 pesos más intereses a los familiares de Luis Hernán Irigoyen.
Juan Carlos Hipólito Irigoyen, nieto del ex funcionario, reclamó la indemnización porque la fundación dijo que su abuelo sería “responsable de dejar morir en las cámaras de gas a alrededor de 100 judíos argentinos” al no facilitarles su ingreso a la Argentina. Por tal motivo, la Fundación Wallenberg había calificado al ex diplomático como “cómplice del asesinato de 100 judíos argentinos en el Holocausto”.
Luis Irigoyen fue nombrado en 1937 como segundo secretario de la Embajada Argentina en la República de Alemania durante el Tercer Reich, lugar que ocupó hasta 1944. En junio de 2001 la labor del funcionario fue reconocida cuando se descubrió una placa con el nombre de una docena de diplomáticos, pero la Fundación Wallenberg cuestionó su desempeño.

La Corte, con la firma del presidente Ricardo Lorenzetti y la de los ministros Elena Higthon, Enrique Petracchi, Raúl Zaffaroni y Juan Carlos Maqueda, revocó el fallo al ponderar el derecho a la libertad de expresión.
La Corte evaluó que “cómplice” del Holocausto fue una “durísima descalificación”, pero “no puede ser considerado un insulto gratuito” sino un “cuestionamiento ríspido, de un tipo no inusual en las disputas históricas”.
Y agregó que “las mentadas expresiones -sobre cuya justicia o injusticia no deben pronunciarse los tribunales- tienen tutela constitucional, a la luz de las doctrinas sobre libertad de expresión a las que esta Corte adhiere”.

Fuente: Télam.