La AMIA pide la renuncia de Kirszenbaum y Toker

Luego de una reunión de urgencia, convocada el presidente de la AMIA, Abraham Kaul, la institución reclamó, oficialmente, la renuncia de los dos dirigentes de la DAIA, Jorge Kirszenbaum y Julio Toker, que firmaron el comunicado contra Kirchner distribuido desde los Estados Unidos y apoyaron el pedido que hiciera Gilbert Lewi desde la clínica donde estuvo internado hasta el sábado pasado. El “O ellos o yo” del título del artículo publicado en nuestra web dio vuelta a las redacciones y construyó un muro con el que se intenta frenar el avance del berajismo en la continuidad de la conducción política de la DAIA.

La Comisión Directiva de la AMIA reclamó también que en los próximos 60 días se redacte un nuevo estatuto para la DAIA y que se convoque nuevamente a elecciones en las que se les permita votar en forma directa a todos los integrantes de la comunidad judía que quieran hacerlo.
“Nos sentimos avergonzados como comunidad judía -dijo Kaul a su regreso de los Estados Unidos- a raíz del comunicado emitido en Washington por Kirszenbaum y Toker. Ese texto incluyó términos falsos, como que el presidente Kirchner no tiene voluntad política real de investigar los atentados. Fue el único que movió estructuras como nunca, permitió que declaren los agentes de la SIDE, abrió los archivos de inteligencia y ya estamos trabajando en los archivos de la Policía Federal. Y para colmo, el comunicado contra Kirchner fue emitido en un lugar inadecuado. La DAIA se entrevistó con el Presidente aquí en Buenos Aires diez días antes del viaje a Washington y no dijo una palabra, en cambio criticó al primer mandatario fuera del país, 24 horas antes de la Conferencia Anual del American Jewish Committee (AJC) cuando conocían, desde mucho antes, la recepción que se le haría a Kirchner. Es cierto que en Washington hubo una seria confrontación entre la AMIA y la DAIA, e incluso el AJC exigió un comunicado de rectificación porque en caso contrario invitaría a la DAIA a retirarse del evento”.
Gilbert Lewi estaría retomando la presidencia de la DAIA el martes de la semana entrante, fecha a partir de la cual se plantearía más fuertemente la disyuntiva lanzada a través del “O ellos o yo” al que deberá responder la dirigencia de la DAIA.
Queda por develar, entonces, la forma de continuidad de Lewi dado que de ella depende, también, la aplicación de la postulación comunitaria realizada por las autoridades de la AMIA.
En el frente interno, pudo saberse que la actual conducción interina de la DAIA no está dispuesta a dar un paso al costado por lo que se avecina otro frente de tormenta que la semana entrante tendrá sus nubarrones más negros con el retorno de Lewi a su puesto en la DAIA.
Mientras tanto, los distintos factores comunitarios hacen sus cuentas y están trabajando internamente para decidir a quién dar su voto ante la disyuntiva que los puso Lewi con sus tajantes definiciones.