>>BUSQUEDA AVANZADA
REPORTAJES  |  ISRAEL  |  INTERNACIONALES  |  CULTURA  |  EDITORIAL  |  HISTORIA  |  MEDIO ORIENTE  |  COMUNITARIAS  |  ARGENTINA  |  HUMOR
 ISRAEL
24/05/2017
Un doble estándar para el terrorismo
En que se equivocó Yair Lapid acerca de Barghouti

En una editorial del Times of Israel, Yair Lapid, presidente del partido Yesh Atid, condenó al New York Times por publicar una nota de Marwan Barghouti sobre la huelga de hambre que lleva en prisión. Los autores de esta columna asumen que Lapid conoce acerca de Israel y la historia mundial, pero de no ser así, “nos gustaría recordarle que los ex terroristas a menudo se han convertido en importantes líderes de paz de sus países”.
Por Daniel Bar-Tal e Ilan Baruch *

Puede haber leído sobre el papel de Jomo Kenyatta en Kenia, Nelson Mandela en Sudáfrica, Martin McGuinness en Irlanda, Sukarno en Indonesia y muchos otros. En cuanto a la historia de nuestra propia lucha por la liberación en Israel, todos sabemos acerca de la contribución de Yitzhak Shamir y Menachem Begin al establecimiento del Estado de Israel. ¿Lapid no recuerda que Shamir y Begin fueron perseguidos por la policía del Mandato británico como peligrosos terroristas? Todos estos individuos usaron el terrorismo para luchar contra la ocupación subyugante. Sus tácticas incluían el asesinato de personas inocentes, niños y mujeres. Y todos ellos fueron llamados terroristas por la potencia ocupante.
El terrorismo ha sido llevado a cabo por casi todas las naciones que lucharon por su independencia. Norteamericanos, vietnamitas, argentinos, mexicanos, polacos, checos, yugoslavos, franceses, judíos, sin excepción. En todos los casos fueron llamados terroristas por los ocupantes y aquellos involucrados más tarde se convirtieron en líderes políticos reconocidos. Por otra parte, los terroristas son siempre venerados por sus compatriotas como luchadores por la libertad que lucharon junto con ellos para alcanzar objetivos nacionales. Después construyeron monumentos para ellos, y nombraron calles en su honor. Las calles de Ramat Aviv Gimel, donde vive el Sr. Lapid, conmemoran a Dov Gruner, Meir Nakar y Eliezer Kashani, los más reverenciados luchadores por la libertad de Israel, que sacrificaron sus vidas por nuestra liberación y fueron condenados por las autoridades británicas como notorios terroristas. Y fueron todos colgados en la horca.
El otro lado de la moneda es revelador. Todas las potencias coloniales u ocupantes, al negar la autodeterminación y la independencia a los movimientos de liberación en lucha, culpan a los luchadores por la libertad de terrorismo, incluso si usan medios no violentos. Tome el estudio más elemental de historia y le mostrará que las potencias ocupantes tratan primero de impedir y luego toman represalias contra cualquier demostración de resistencia violenta o no violenta. También desarrollan narrativas que racionalizan la ocupación y nunca hacen concesiones a los movimientos de resistencia, temerosos de que cualquier apaciguamiento socave los intereses de la potencia ocupante. Finalmente, el opresor articula las narrativas de los medios de comunicación que defienden políticas de subyugación para deslegitimar a sus adversarios como terroristas salvajes que están tratando de destruir su Estado y su pueblo.
El caso israelí no es diferente. El gobierno actual, con la ayuda de los líderes de la oposición, desmitifica constante y sistemáticamente a los palestinos en general y a sus líderes en particular. Esta política indica una negativa a emprender el camino hacia la paz. Esta retórica contrasta fuertemente con los discursos de líderes como el Primer Ministro Yitzhak Rabin que eligió el camino de la paz. "Tenemos dos maneras de convivir con nuestros pueblos y países árabes vecinos: continuar la guerra, la violencia y el terrorismo; o buscar y tratar de provocar un cambio en las interrelaciones, para lograr la paz. Decidimos tomar un riesgo calculado por la paz desde un punto de vista de fuerza, confiando en nosotros mismos "(Rabin, 30 de octubre de 1994). Tenemos que recordar que a través de muchas décadas la OLP fue comparada con lo peor de lo peor -los nazis- para deslegitimarla hasta que de repente la retórica cambió.
Marwan Barghouti es considerado un líder de la Primera y Segunda Intifadas. Barghouti en un tiempo apoyó el proceso de paz, pero más tarde se desilusionó con la forma en que procedió, y después del año 2000 se convirtió en un líder de la Intifada de Al-Aqsa en la Ribera Occidental. Israel lo acusó de fundar las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa e intentó asesinarlo en 2001. El misil golpeó el auto de su escolta, matando al guardaespaldas. Barghouti sobrevivió pero fue arrestado por soldados de la unidad Duchifat que, el 15 de abril de 2002, se acercaron al edificio donde estaba ocultados en una ambulancia (no exactamente una táctica legítima).
Barghouti fue condenado varios meses más tarde en un tribunal civil por cargos de asesinato e intento de asesinato derivados de los ataques perpetrados por las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa contra civiles y soldados israelíes. Pero incluso en la cárcel es considerado por muchos palestinos como un héroe y poderoso líder de su nación.
Este es exactamente el caso de otros líderes que hemos mencionado anteriormente, incluyendo los judíos. Todos eran terroristas según su definición seca, pero finalmente todos se convirtieron en estadistas respetados. En la mayoría de los casos, fueron las potencias ocupantes quienes quisieron llegar a un acuerdo y entendieron que era hora de cambiar la mentalidad para detener el derramamiento de sangre. Netanyahu, como líder impulsado por ideología, prefiere el "Gran Israel" y la expansión de los asentamientos judíos a las posibilidades de paz que requieren grandes compromisos. Por lo tanto, está afilando su retórica para escalar el conflicto.
Liderar una nación desde una generación de humillante subyugación hacia la autodeterminación a través de la obtención de independencia política requiere el liderazgo de una persona que tenga las credenciales de auto-sacrificio que vienen a través de haber sido un luchador por la causa. Sin esta credibilidad, un líder de liberación no puede convertirse en un plausible negociador de paz y estadista. Para Israel, la emergencia de un Estado vecino de Palestina es esencial. Sin el cual nunca experimentaremos la paz y la reconciliación, requisitos fundamentales para la existencia del Estado judío en el Oriente Medio. Marwan Barghouti tiene el potencial de convertirse en el máximo líder palestino para la construcción de paz, porque a los ojos de la sociedad palestina, sus credenciales de luchador son impecables.
El uso del terrorismo en nuestra opinión es una de las formas más despreciables de violencia. Pero condenamos el doble estándar que aplican los políticos y las naciones -incluyendo a los líderes israelíes, incluyendo a Yair Lapid, que debería haberlo sabido mejor- que insisten en que nuestro terrorismo es una lucha legítima para alcanzar objetivos nacionales, mientras que su terrorismo es un uso inaceptablemente brutal de violencia.

* Daniel Bar-Tal es profesor emérito de psicología política e Ilan Baruch es embajador retirado
Fuente: Times of Israel – 27/4/2017
Traducción: Isaac Roberto Faur

 
Nombre y apellido
E-mail
Comentario

 
31/05/2017 / Eliseo Pardo
Sus opiniones le comprometen solo a usted, y no seré yo quien trate de convencerle de lo contrario ...
por lo que a mi refiere, debate concluido pues ...
Los israelies sabran en cuanto a ellos, decidir por si mismos, lo que seriá mejor para su pais, y su futuro colectivo en tanto que sociedad democratica y adulta, como de hecho lo han venido haciendo todos estos años ...
sin otro particular, le saludo cordialmente


28/05/2017 / Eliseo Pardo
La realidad es úna, aunque la vision que de la tal tenemos los humanos, tiende a ser cambiante, en funccion del posicionamiento que adoptemos ante ella (lo admito) pero admita a su vez, que usted tampoco escápa a esa máxima ... asi pues todo se reduciriá a una cuestion de "enfoques" a la hora de tratárla ... el suyo es sin duda respetable, pero permitame no compartirlo ... Los "palestinos" rechazaron desde el principio la presencia de Israel, ahi estan las hemerotécas para recordarselo a aquellos a los que la memoria les flaquée ... sus suspuestas intenciones de "colaborar" se reducen a exigir para si, una parte del território israeli, sin contraprestacion alguna, ni tan siquiera, el control policial sobre los mas "exaltados" de entre ellos ...Israel permanece en los libros de texto de sus escolares, como un intruso que es preciso destruir, afirmacion que comparte su cúpula dirigente, ésa misma que es llamada a negociar con Israel, los términos de un acuerdo ¿¿!!??
Asi las cosas, no acierto a entender la indignacion que sucita en usted esta cuestion, salvo que participe implicitamente de tales planteamientos ...
Israel cuenta a su favor, con la legitimidad que le concede la historia, ésa misma que sus detractores se afanan en negar o reescribir a su antojo, con arreglo a sus propios intereses ... los "palestinos" cuenta ellos con la accion terrorista llevada a cabo por sus grupos armados, con el beneplacito de la "comunidad internacional" y con el apoyo de Iran y sus satélites, dispuestos a substituir un hipotético "estado palestino" por una republica islamista con todos los pronunciamientos, a semejanza de la que impera en el pais pérsa, al dictado de los ayatoláhs ...algo de lo cual Israel logicamente recela, con motivos sobrados para ello ...
ésta y no otra es la realidad que yo atisbo desde mi "subjetividad", ciertamente diferente a la súya , pero no por ello menos legitima ...


28/05/2017 / Kurt Brainin
Señor Pardo, mi respeto sigue vigente pero mis deseos de debatir se han agotado. No tiene sentido tomar en serio una visión tan distorsionada de la realidad como la suya, creo que usted debiera reflexionar algo más sobre lo que sería bueno para Israel y los judíos en general. Inspírese, por ejemplo, en las decenas de miles de israelíes que se han manifestado ayer por el fin de la ocupación.

26/05/2017 / Eliseo Pardo
Los palestinos son llamados a hacer un ejercicio colectivo de "realismo politico" , si desean ver cumplidas algunas de sus reinvidicaciones, lo cual no pasa desde luego por mantener una actitud hostil frente a Israel, incentivar el terrorismo y la violencia callejera, justificar ambos procederes, o descolgarse con exigencias inasumibles para el Estado de Israel, adoptando a tal fin, una cerrazon improductiva y suicida para sus própios intereses ...
Para ello precisarian del concurso de unos representantes politicos provistos de una vision pragmatica de las cosas, dispuestos a ceder con tal de avanzar, y a desechar cualquier postura maximalista , que solo contribuya a estancar aun mas el proceso negociador ,condenarlolo al impáse en el que a dia de hoy, se vé inmerso ...
Tales representantes huelga decirlo, brillan por su ausencia, en tanto que la radicalidad crece en el seno de una sociedad palestina, huerfana de todo horizonte, y de toda espectativa de desarrollo y progreso...
Poner la bases que propicien un giro drástico de la actual situacion, requiere como quedó dicho, un cambio substancial de actitud por parte de sus lideres (Abbas & co), en el enfoque que han venido sosteniendo en torno a este conflicto, en definitiva, una disposicion nueva, dialogante y lúcida, de la que hasta ahora han demostrado carecer por completo ...


26/05/2017 / Kurt Brainiin
Señor Pardo, con todo mi respeto trate de ver la realidad como es y no como la imagina. Dígame, con toda sinceridad, si se puede concebir una dirigencia más dispuesta a colaborar con Israel que la de la Autoridad Palestina. Y, por favor, no me traiga a colación a Hamas, en su momento los palestinos los votaron al ver que por más que la AP se sometía a Israel no obtenía nada a cambio. Si Israel cediera algo y dejara de colonizar Cisjordania ya veríamos como los palestinos estarían contentos, como lo estuvieron con los acuerdos de Oslo antes de que Netanyahu comenzara a sabotearlos hace más de 20 años. Israel es el más fuerte pero, lamentablemente y en mi opinión, está muy lejos de ser el más sabio.

25/05/2017 / Kurt Brainin
Que bueno sería que en Israel pudiera gobernar gente como los autores de este artículo y que los israelíes dejaran de votar a los que ahora están al frente.
Y, como siempre, gracias y felicitaciones a Nueva Sion por traernos este soplo de aire fresco.





  www.nuevasion.com.ar - info@nuevasion.com.ar - Todos los derechos reservados Diseño: Rojamedia.com.ar