>>BUSQUEDA AVANZADA
INTERNACIONALES  |  HISTORIA  |  EDITORIAL  |  COMUNITARIAS  |  REPORTAJES  |  ISRAEL  |  MEDIO ORIENTE  |  CULTURA/DEBATES  |  ARGENTINA
 COMUNITARIAS
13/11/2016
Reflexiones en torno a lo comunitario
Los caminos de la comunidad: una mirada desde el pensamiento judío

El hombre es comunidad y al mismo tiempo es hombre solo, y por ello la comunidad no es funcional ni utilitaria, sino ontológica. Abrir la comunidad al otro desde la amistad es la apertura del lenguaje, de la escucha y de la enseñanza…
Por Emmanuel Taub *

Cuando Martin Buber pensó su socialismo profético estaba reflexionando sobre el mundo moderno, un tiempo en el que la relación ‘yo-ello’, que identifica toda forma de institucionalidad ya sea estatal o comunitaria, había oprimido al ‘yo-tú’ característico de las relaciones intersubjetivas entre el uno y el otro. La Modernidad edificó su castillo racional sobre la necesidad de clausurar, poco a poco, las formas comunitarias basadas en los preceptos morales y sociales que los profetas habían transmitido.
Esta realidad no es solamente un problema, sino una aporía: cualquier forma de institucionalidad política o religiosa necesita para su supervivencia monopolizar la administración de las relaciones sociales como una relación unidireccional hacia ella, en detrimento de la subjetividad y la responsabilidad ética por el otro. Sin embargo, las formas comunitarias aún pueden perdurar, y es la tradición y una forma de vida aún posible: una vida comunitaria autónoma en donde las relaciones dialógicas vuelvan a marcar el ritmo de vida de los lazos entre las personas.
Una forma de comprender la relación entre individualidad y comunidad es retomando la conceptualización que Joseph Soloveitchik dio de la comunidad judía, explicando que ésta no es funcional ni utilitaria, sino ontológica. Y esto es posible porque no es simplemente la reunión de gente que trabaja de manera conjunta para su beneficio mutuo, sino una entidad metafísica, como una integridad viviente, en donde cada uno es uno y único pero no puede serlo completamente sin la presencia del otro. Otro ejemplo interesante, desde la tradición judía, es pensando en el sentido del minián por el cual todo evento que marca la vida judía debe comenzar en presencia de otros, no en soledad, sino ante por lo menos diez personas para que, podríamos decir, todos los egoísmos estén socializados en una comunidad de individualidades, para que los pedidos de cada uno representen los de toda la humanidad.

La enseñanza como responsabilidad
Desde esta concepción podríamos proponer pensar en la comunidad como forma política, como forma de vida y como forma de conocimiento, porque solamente en la relación desde la amistad y el diálogo entre uno y otro podremos alcanzar los lazos que construyan una política que esté más allá de lo político y de lo moral: una comunidad es una comunidad de amistad, una comunidad de amigos o relaciones amistosas. Es allí en donde la enseñanza, como tarea hereditaria de un hombre al otro, más allá de su pertenencia particular a una tradición como la judía u otra, se vuelve un acto de responsabilidad. La enseñanza es uno de los pilares fundacionales de la comunidad judía, pero también de todo tipo de comunidad de saber que se intente construir. Justamente el objetivo final de toda forma de redención según Soloveitchik es que el hombre de fe pueda liberarse de su soledad y aislamiento constitutivo. De esta manera, dice, una comunidad de la promesa se convierte en una ‘comunidad de amigos’ realizable, en donde la amistad ya no es ‘una relación social superficial sino una relación existencial profunda entre dos individuos’. Allí los hombres podrán vincularse ya no de manera material sino en total compromiso con el prójimo.
Partiendo del sentido desde el pensamiento judío y pensando en un más allá de sus fronteras, la tarea que aún nos queda por hacer, desde la búsqueda de dar sentido ‘amistoso’ a la casa de la filosofía y a la vida comunitaria, es la apertura al diálogo si para ello también existe la escucha y la búsqueda en común de una comunidad en base a la diferencia de cada uno. Porque esta forma de vida no busca la igualación y la disolución de las diferencias en un sentido totalizador sino, por el contrario, respetando al uno y al otro como uno en sí mismo: el hombre es comunidad y al mismo tiempo es hombre solo, y por ello la comunidad no es funcional ni utilitaria, sino ontológica. Abrir la comunidad al otro desde la amistad es la apertura del lenguaje, de la escucha y de la enseñanza, construyendo la posibilidad de hacer de la experiencia de vida y la existencia de la diferencia del otro, el enriquecimiento del uno, y de la del tercero: hacer comunidad.

Valores comunitarios y a la vez subjetivos
Fue Franz Rosenzweig quien en Formación, y sin parar, uno de sus textos sobre la educación y la formación judía, señaló que hasta la Emancipación en Alemania de los judíos, la plataforma de la vida judía estaba fundamentada en la ley judía, el hogar judío y el servicio religioso de la sinagoga. Sin embargo, el filósofo se queja de que esta plataforma es arrasada por este mismo proceso moderno y, de esta manera, la ley judía ‘diferencia más a un judío de otro que al judío del no judío’. Mientras que, al mismo tiempo, el hogar judío ya no es la fuente de la que parte la ‘vida judía’ ni al cual retorna. Si queremos un nuevo pensamiento que reflexione estos tiempos que se debaten entre la secularización y la teologización de la sociedad, tal vez el sentido de comunidad vuelva público el sentido de una vida que parta de los valores de la tradición judía profética que fueron transmitidos como preceptos morales y sociales. Valores y una forma de vida que no pueden separar al individuo de la comunidad, porque ella contiene ambas, respetando su individualidad en la posibilidad de una existencia comunitaria y moral, trascendente, más allá de la voluntad del individuo.
Tenemos que construir una ética capaz de convivir con la vida política del hombre. Y un lugar para comenzar lo tenemos en la ‘vida en común’ con la tradición moral que nos ha convocado a lo largo de nuestra existencia. Tradición que gira en torno a la educación ‘en los valores’ judíos más allá de la educación escolarizada de la vida religiosa institucional. Y para ella, el intento en las sociedades diaspóricas en las que esta comunidad judía se hace manifiestamente existente es repensar el valor de la ley, del hogar y la sinagoga.

* Doctor en Ciencias Sociales. Investigador del Conicet-Gino Germani (UBA).

 
Nombre y apellido
E-mail
Comentario

 
17/12/2016 / Eliseo Pardo
Agradezco su puntualizacion, la cual considero necesaria ...
cualquier religion privada de su componente espiritual, queda reducida a la condicion de mera "ideologia" en el seno de la cual pueden llegar a proliferar elementos de caracter dogmático, sectario, y hasta violento, que no mantienen relacion alguna con la matriz espiritual a la que aludo, suceptible de otorgarles contenido y propósito ...
Conviene pues desligar ,conceptos que comunmente se tiende por desconocimiento o tendenciosidad, a asociar entre si ...
Poner en práctica la Voluntad de D- núnca será gravoso para quienes de ello se ven beneficiados .... Ningun hambriento, perseguido, desvalido, enfermo, segregado, se quejará jamas de la obra que entre ellos llevan a cabo los misioneros, en circunstancias muchas veces adversas, con carencia de médios y de efectivos, soportando incluso no pocas amenazas y tribulaciones ...
Quienes se valen de una supuesta "religion" para expandir un fanatismo genocida, no pueden ser tenidos por seres "espirituales", ni por ende indentificados como "creyentes" en el sentido noble del término, sino t de usurpadores y falsários, que utilizan pretextando unas supuestas convicciones de fé, para manifestar sus bajas pasiones y radicalidad, las cuales no hallan "acomodo" en ninguna interpretacion la Tanah (Biblia) ... desconozco en cambio, si en el coran encuentran algun tipo de soporte o justificacion ...
separemos pues "el grano de la paja", y evitemos en lo posible confusiones y malentendidos, que en nada favorecen una correcta vision de las cosas, incidiendo por lo contrario en la aparicion de prejuicios, que es preciso a toda costa evitar ...


15/12/2016 / Kurt Brainin
Señor Pardo, me parece que en esto hay un malentendido. Nunca dije que las religiones tuvieran el monopolio de las desgracias de la humanidad, sólo quise señalar que muchas de éstas han tenido lugar con una excusa religiosa. Porque muchas veces se pretende que el ser religioso es sinónimo de ser bueno, lo cual no es necesariamente así. Hay buenos y malos tanto entre los religiosos como entre los ateos.
Con respecto a las incontables víctimas de victimarios no religiosos, es algo que desgraciadamente conozco muy bien. Mi padre fue víctima de Hitler y pudo serlo porque Stalin se lo entregó bajo la apariencia de una "repatriación" luego de haberlo encerrado en un gulag.


02/12/2016 / Eliseo Pardo
¿Que "confesion religiosa" enarbolaban los chinos maoistas exterminadores de millones de compatriotas, o sus correlegionarios camboyanos o sovieticos durante décadas de masacres? o ¿cual éra el nivel de apego "espiritual" manifestado por el nazismo hitleriano durante la comision de las incontables barbaridades de las que se hizo párticipe? ...
¿cuantos cristianos no son aún hoy perseguidos por sus confesiones de fé, bajo dictaduras ateas , o en las cuales las "religiones no oficiales" son marginadas y reprimidas)
Si todo se redujera a plantear las cosas en términos de laicidad, a la hora de pretender solucionar y poner cóto a cualquier tipo de fanatismo genocida de caracter ideologico u otro, la cuestion habriá quedado resuelta tiempo ha, o estariá al menos en vias de sérlo...
Ocurre que las cosas no son tan "sencillas" como parecen, y que el mal intrínsico al ser humano, se vale de cualquier pretexto para afirmarse y perpetuarse y legitimarse ...
limitar su radio de accion a un sector en concreto, en funccion de filias o fóbias,es hacer prueba de tendenciosidad y cerrazon, o en su defecto de ceguera congénita ...







  www.nuevasion.com.ar - info@nuevasion.com.ar - Todos los derechos reservados Diseño: Rojamedia.com.ar