>>BUSQUEDA AVANZADA
INTERNACIONALES  |  HISTORIA  |  EDITORIAL  |  COMUNITARIAS  |  REPORTAJES  |  ISRAEL  |  MEDIO ORIENTE  |  CULTURA/DEBATES  |  ARGENTINA
 COMUNITARIAS
24/08/2016
Denuncia de Meretz en la Organización Sionista Mundial
Favoritismo a proyectos ortodoxos

Luego de una votación irregular en la que la OSM privilegió la financiación de los proyectos vinculados con el judaísmo ortodoxo, en clara violación a su carta fundacional, los movimientos judíos seculares exigen la intervención de la propia corte de la organización.
Por Judy Maltz

Los representantes de la Reforma y los movimientos conservadores en la junta ejecutiva de la OSM van a solicitar una orden judicial contra la transferencia de millones de shekels a diversos proyectos en los Estados Unidos, América del Sur y Europa asociados con el movimiento ortodoxo. Se les unieron en la petición los representantes de dos partidos políticos israelíes de la oposición de centro-izquierda, Meretz y la Unión Sionista.
La OSM es una organización sionista internacional cuya junta directiva está compuesta por representantes de todos los principales movimientos sionistas y las corrientes religiosas del judaísmo. El desglose de los puestos entre ellos está determinado por las elecciones celebradas periódicamente. Financiado principalmente por el Fondo Nacional Judío (Keren Kayemet), la OSM solventa proyectos en Israel y en la diáspora que promueven la identidad judía y el sionismo.
El plan de financiaciones fue aprobado recientemente en una reunión en la que quienes representan a los movimientos judíos y sionistas progresistas afirman que fueron saboteados sus miembros.
La solicitud de una orden judicial contra la transferencia de fondos para proyectos patrocinados por la ortodoxa en el extranjero será presentada a la Corte Suprema Sionista, que adjudica todas las disputas que involucran las organizaciones que forman parte del movimiento sionista, incluyendo la OSM.
Esta sería la primera vez que el Tribunal Supremo Sionista reciba una petición sobre un asunto relacionado con las decisiones del comité de finanzas de la OSM.
"No vamos a permitir que la OSM se convierta en un embudo para la transferencia de fondos para los partidos ortodoxos", dijo Yaron Shavit, jefe de la facción Arzenu, que representa el movimiento de Reforma internacional y es una de las mayores facciones de OSM. "Queremos que la corte obligue al presidente de OSM a cumplir con los estatutos de la organización y de respetar la autonomía de la Comisión de Finanzas y su presidente," dijo Shavit.
En un comunicado emitido a través de una portavoz, el presidente de la OSM, Avraham Duvdevani, dijo que la votación sobre la transferencia presupuestaria que tuvo lugar en el comité de finanzas estaba en completo cumplimiento de las normas de la organización.
El Comité de Finanzas fue previsto para votar la posibilidad de destinar 25 millones de shekels (alrededor de 6 millones de dólares) a diversos proyectos de la OSM, más allá de la cantidad aprobada en su presupuesto anual.
Una gran parte de la cantidad se ha destinado a proyectos que envían jóvenes israelíes a escuelas judías y comunidades en el exterior. En la diferencia fue de 11,5 millones de shekels aportados por el Ministerio de Servicios Religiosos. Su ministro, David Azoulay, del ultra ortodoxo partido Shas, ha sido abiertamente hostil a los movimientos no ortodoxos.
La carta de OSM especifica que la financiación de fuentes externas, incluyendo los ministerios del gobierno, no puede atarse a proyectos concretos. Sin embargo, el Ministerio de Servicios Religiosos dijo que aprobaría la asignación del dinero para tres proyectos elegidos a dedo, cuyo propósito declarado era "fortalecer la identidad judía": una en Miami, uno en Europa y otro en América del Sur.
El copresidente del Comité de Finanzas, Doron Argov, le consultó a Duvdevani sobre el desembolso del ministerio para retrasar la votación hasta que se pudo determinar si la asignación viola las regulaciones de la OSM. Otros miembros del comité también expresaron objeciones al hecho de que el dinero estaba siendo designado exclusivamente para proyectos vinculados a organizaciones ortodoxas, en violación de la Carta de la OSM, que requiere que los fondos se asignen por igual entre las distintas corrientes del judaísmo.
Duvdevani, que representa al movimiento sionista religioso, insistió en la votación de la comisión sobre la totalidad de las financiaciones. En respuesta, Argov, que representa a la Unión Sionista, pidió sacarlo de la reunión. Pero luego de que se retiraran él y sus seguidores, Duvdevani se hizo cargo, y en ausencia de los miembros de la oposición, aprobó el presupuesto por una gran mayoría.
Las facciones no ortodoxas y los partidos políticos de oposición poseen apenas una minoría de los puestos en el comité, por lo que incluso si hubieran estado presentes, el resultado más probable habría sido el mismo.
A través de un portavoz, Duvdevani dijo que la votación de la comisión fue aprobada por una amplia mayoría, con 18 de los 22 miembros a favor. Y dijo que Argov "decidió no asistir por sus propias razones." Duvdevani añadió que con el presupuesto aprobado se "beneficiará a judíos en Israel y en el extranjero, de todas las diferentes corrientes".
En una carta enviada a los miembros del Comité de Finanzas, Argov dijo que no tiene la intención de servir como un sello de goma para Duvdevani. "Como presidente del comité, veo como mi responsabilidad y nuestra responsabilidad mantener su independencia", escribió. Puesto que nunca había llamado oficialmente a la reunión, dijo que en lo que a él respecta, nunca se había realizado, y por lo tanto, cualquier voto que había tenido lugar era inválido.
El choque en la OSM se produce pocos días después de que el Ministerio de Asuntos de la Diáspora anunció una importante iniciativa de financiación para impulsar la identidad judía en los campus universitarios estadounidenses. Dos de los principales asociados en el proyecto, Jabad y Olami, son organizaciones ortodoxas.
"Lo que está sucediendo en la OSM es parte de un plan más grande para exportar el monopolio ortodoxo de Israel a América", dijo un miembro de la Comité de Finanzas que pidió no ser identificado.
En una conversación telefónica desde su casa en Toronto, el rabino Larry Englander, representante de Arzenu, expresó su indignación por cómo se manejó la votación de la Comité de Finanzas. "La OSM se creó como un parlamento para todo el pueblo judío", dijo. "Fue creada para servir a judíos religiosos, judíos seculares y de todos los matices intermedios. Pero Duvdevani quiere poner un mayor énfasis en la ortodoxia, y su marca en particular de la misma. Lo que hizo puede ser legal, pero no es ético y es contrario a los valores judíos y sionistas", afirmó Englander.
Fuente Haaretz

 
Nombre y apellido
E-mail
Comentario

 
25/08/2016 / Kurt Brainin
Hay bastantes, demasiados, que creen de verdad que representamos la civilización frente a la barbarie musulmana. Pero a lo que más se parece ésto es a Arabia Saudí y demás países del Golfo financiando los proyectos más integristas en todo el mundo. "Civilizados" y "bárbaros" hay en todas partes.




  www.nuevasion.com.ar - info@nuevasion.com.ar - Todos los derechos reservados Diseño: Rojamedia.com.ar